Mascarilla Roja

Mascarilla facial limpiadora y regeneradora. Indicado para todo tipo de pieles especialmente la piel madura.

Añadir a lista de deseos
Añadir a lista de deseos

Descripción

Esta mascarilla reúne las propiedades de la arcilla blanca y la arcilla roja.

El Caolín (arcilla blanca) contiene principalmente silicio y aluminio, aporta luminosidad y deja la piel lisa y suave. También ayuda a aclarar las manchas de la piel.

La arcilla roja debe su color a un mayor contenido de óxidos de hierro y cobre, devuelve la vitalidad, mejorando la circulación de la piel y tonificándola.

El cobre es indispensable en la formación de melanina, de las fibras de colágeno y la elastina.

Esta arcilla la recolecto en la ladera de la montaña cerca de mi pueblo en lo que siempre se ha conocido como la Fuente Roja. Una fuente cuya agua brota de la propia tierra y la cual bebían los vecinos cuando había problemas de anemia o astenia

El aceite de Argán es rico en vitamina E, vitamina A y contiene una gran cantidad de antioxidantes. Este aporte de aceite crea una buena simbiosis con la arcilla ya que esta favorece que el aceite penetre en la piel y el aceite permite que la arcilla actúe sin resecar.

…Y para completar esta rica fórmula, una composición de aceites esenciales con gran efecto regenerador y digna de alta perfumería. ¡FELIZ 20 MINUTOS!

Este es un producto vivo y cada mezcla es única.

 

Tubo  plástico PP 75 mL.

 

Arcilla roja y arcilla blanca o caolín.

Hidrolato de Salvia (Sp. Salvia officinalis.

Agua de mar del Cantábrico

Aceite de Argán.

Tintura de incienso.

A.A.E.E Geranio, Jara y Pachouli

*Ingredientes procedentes de agricultura ecológica certificada o sin certificación pero de fuentes conocidas y respetuosas con nuestro medio ambiente.
*Plantas no contaminadas recolectadas a mano en el Valle de Liébana.

  1. Limpiar la piel. Te recomiendo el Agua Facial de Esencias de Liébana
  2. Agitar la mascarillla y aplicar una cantidad generosa por toda la cara evitando los párpados (superior e inferior ) y los labios.
  3. Retirar con abundante agua. Sugiero retirarla en la ducha.
  4. Para completar el proceso, aplicar el tónico y después la crema o el serum.
  5. Repetir el proceso, como mucho, una vez a la semana. En caso de pieles sensibles o en estado reactivo, aplicar cada dos.