Crema facial de PRIMAVERA

39,00 

Crema nutritiva para pieles en estado normal.

Añadir a lista de deseos
Añadir a lista de deseos

Descripción

Esta crema está formulada para nutrir la piel  y aportarle el alimento, de temporada, necesario para hacer frente a la nueva estación.

Especialmente en otoño y en invierno, la piel reduce las secreciones de sebo y la transpiración. Entra en letargo al igual que lo hace la naturaleza.

Con la llegada de la Primavera la piel despierta y su actividad aumenta y es por eso que aumenta la secreción de sebo, los poros se dilatan con el calor y resurgen los problemas de acné y granitos. Además, las alergias cutáneas aumentan la sensibilidad de la piel empeorando los casos de eczemas y psoriasis.

¿Qué hay en estos momentos en la naturaleza? FLORES
¿Qué lleva esta crema? FLORES

La base de esta crema es un óleomacerado de «mil flores» (rosa, geranio, trebol rosa, saúco, llantén, arzolla, bellis, primulas, diente de león y salvia) que no sólo traspasan sus principios activos al aceite mas, también sus moléculas aromáticas, ya que estás son solubles en bases lipídicas.

Con la transpiracion, perdemos minerales. Estos se obtienen principalmente con la alimentación, pero hacer un aporte de estos a través de algún producto cosméticos ayuda a el buen funcionamiento de la piel y mejora su aspecto. En esta crema el hidrolato de Ortiga nos hace aporte de silicio, zinc y sales minerales  además equilibra las pieles grasas y mixtas ya que regula la producción de sebo.

Esta crema la condimento con tintura madre de hojas de fresa silvestre (Sp. Fragaria vesca). Hojas de geranio (cultivados en casa), kiwi (de cosecha propia), diente de león (planta entera), arzolla y… lombarda (de mi huerta).

¿Lombarda? Siiii porque está contiene 36 tipos diferentes de ANTOCIANINAS responsables de la pigmentación. Se ha comprobado científicamente que a más color, más propiedades beneficiosas para la salud contienen los alimentos de origen vegetal. Y es debido a que los flavonoides son antioxidantes en estado puro. Así que estos extractos alcoholicos que, personalmente obtengo de mi entorno, guardan una alta cantidad de estos compuestos que ayudan a neutralizar los efectos del astro sol.

Y para terminar, conservaré este manjar para la piel con aceites esenciales BIO de aromas frescos y dulces que aportan alegría y optimismo.

 

Tarro de cristal 50 mL.

  • Oleomacerado en aceites vegetales ecológicos y biodinámicos de mil flores de Liébana.
  • Hidrolato de Geranio (Gen. Pelargonium), Ortiga (Sp. Urtica dioica) y Romero.
  • Cera de opérculo.
  • Tinturas artesanales de hojas de Fresa silvestre (Sp. Fragaria vesca), Geranio (Gen. Pelargonium), Kiwi (Sp. Actinidia deliciosa), Diente de león (Sp. Taraxacum offficinale), flor de Arzolla (Sp. Centaurea lagascana) y Lombarda (Sp. Brassica oleracea).
  • Aceites esenciales BIO de Geranio (Sp. Pelargonium graveolens), Petit Grain (Sp. Citrus limon), Ylang ylang (Sp. Cananga odorata), Patchouli (Sp. Pogostemon patchouli)

*Ingredientes procedentes de agricultura ecológica certificada o sin certificación pero de fuentes conocidas y respetuosas con nuestro medio ambiente.
*Todos los botánicos, han sido recolectados a mano en el Valle de Liébana, con respeto y agradecimiento, siguiendo el calendario lunar biodinámico.

  1. Esta crema es 100% activa por lo que la dosis a utilizar debe ser mínima (un garbanzo aprox.) e ir aumentando según la piel lo requiera.
  2. Aplicar con un suave masaje en dirección centrífuga (del centro hacia afuera) hasta que se absorba el producto.
  3. No estirar la piel al aplicar la crema.