Preparado Botánico de VERANO

15,00 

Preparado botánico para la depuración de la sangre.

Descripción

Desde el sur viene el extremo calor. El calor crea fuego. Las fuerzas del verano crean calor en el cielo y fuego en la Tierra. Todos ellos crean el corazón y el pulso en el cuerpo.

Y la lengua y el color rojo y el sabor amargo. La emoción de la alegría y la capacidad de reír. (Nei Jing).

En todas las medicinas antiguas se considera el Verano como la estación donde el elemento fuego se manifiesta y se expresa. El Fuego (fuerza del SOL) habita dentro del cuerpo humano en el corazón -morada del espíritu y de la energía mental que el fuego simboliza- y en los órganos con él relacionados: pericardio e intestino delgado.

La palabra, como expresión del mental, se relaciona con el Fuego, así como la lengua, que constituye un importante conducto energético interno y elemento de diagnóstico fundamental en las enfermedades cardíacas.

El Fuego rige, además, los vasos y las arterias, así como el pulso, elementos relacionados fisiológicamente con el corazón. La tez y la expresión de la cara en su conjunto, en cuanto exteriorización del mental (la cara ese el espejo del alma), también se asocian con el corazón y por lo tanto con el Sol interior. Un rostro que expresa salud, frescor y vida refleja un buen equilibrio circulatorio y psicológico. El Fuego está asociado al sabor amargo, su humor orgánico es el sudor y el sentido que le corresponde es el tacto. El elemento Fuego es el responsable del amor, de la pasión, del deseo de relacionarnos, de disfrutar de la vida, del entusiasmo, de la inteligencia, de los pensamientos claros, del calor físico indispensable para transformar y conducir nuestra Energía Vital por el cuerpo.

Los signos de  desequilibrio del Fuego son: una coloración rojiza alrededor de los ojos, un tono de voz histérico (alegría forzada), falta de alegría. Trastornos del habla  y condiciones físicas de la lengua delatan desequilibrios de nuestra fuerza solar, normalmente a cargo del corazón y del pericardio.

Tener una “corazonada” significa recibir una intuición, recalcando que es a través del corazón que percibimos nuestra voz interior y nos comunicamos con nuestra alma.

Cuando el corazón funciona como debe, la circulación sanguínea puede efectuarse sin problemas y la sangre desempeña entonces su papel nutritivo. El aspecto sano del rostro y la piel, el brillo en los ojos, el pulso equilibrado y vigoroso, la mente tranquila, la facilidad de habla y de expresión, la buena memoria… son reflejo de un corazón sano. La persona IRRADIA ALEGRÍA, CALOR Y ENTUSIASMO.

En Esencias de Liébana se elabora este preparado para  armonizarnos con el momento estival, depurando, equilibrando y tonificando nuestro sistema circulatorio.

Elaborado con la luna en Leo, signo regido por el Sol. Las plantas también han sido recolectadas bajo este signo para así dirigir las fuerzas de las plantas al lugar que queremos tratar.

El espino blanco (Crataegus monogyna) la planta del corazón, es una de las plantas medicinales más utilizadas en todo el mundo para mejorar las enfermedades cardíacas y del sistema circulatorio. Gracias a su contenido en flavonoides, el espino blanco tiene una acción cardiotónica, es decir, refuerza el corazón, mejora la circulación coronaria y la nutrición del miocardio.

Además, es un buen vasodilatador coronario y antiescleroso gracias a los esteroles y triperpenos. También regulariza la tensión arterial y los trastornos de ritmo cardíaco. Un reciente estudio ha relacionado las propiedades medicinales de la Crataegus monogyna con un efecto antiarritmias. De aplicación terapeútica es cardiotónico, hipotensor, calma la angustia y mitiga los vértigos.

La bardana (Arctium lappa),  la planta limpiadora, se considera un remedio que ayudar a liberar el cuerpo de toxinas, incluidos metales pesados. El potasio y la inulina confieren a la bardana una potente acción diurética y depurativa. Es además desintoxicante, antibacteriana, hipoglucemiante y digestiva. Reduce la glucosa en sangre y ejerce un efecto hipotensor, asociado a su condición de planta diurética.

La melisa (Melisa officinale), la planta cordial. Las hojas de Melisa contienen sobre todo aceite esencial en pequeña cantidad. Sus principales componentes son alcoholes y aldeheidos como el citral y el citronelal, que le aportan su característico aroma y su acción antiséptica y digestiva. Además contiene ácidos fenólicos, taninos y principios amargos. Todo ello en conjunto promueve una acción sedante, antihistérica y antiespamódica. Es una planta armonizadora, se suele asociar con el espino blanco, ayudando a calmar las palpitaciones derivadas de situaciones de ansiedad o nerviosismo y también rebaja y regula la tensión arterial.

Aceite de Magnesio (Cloruro de Magnesio) de las salinas del Mediterrraneo. Nuestro metabolismo acumula el magnesio en diferentes órganos vitales como son el corazón, el hígado y los riñones. El magnesio es el cuarto mineral más abundante en nuestras células, entrando a formar parte de más de 300 enzimas. Refuerza el músculo cardíaco y ayuda a mantener el ritmo cardíaco estable y adecuado. Ayuda a alcalinizar el organismo.Tiene un efecto atenuador sobre los dolores musculares. Regula el sistema nervioso siendo un tranquilizante natural y mantiene activas las neuronas mejorando la propiocepción. Interviene en la formación de serotonina con lo cual mejora el ánimo y la autoestima, ayuda contra la depresión y el estrés.

Me complace poder orientar y ayudar en procesos de mejora de la salud con mis conocimientos. Informaros que todo lo compartido en esta web es de carácter orientativo y se ofrece desde la buena fe a partir de fuentes diversas, de investigaciones propias y ajenas a Esencias de Liébana. La información que pueda facilitar no reemplaza la opinión de personal médico cualificado ni pretendo diagnosticar y ofrecer la curación de cualquier condición de salud.

Pomo de cristal 50 mL.

 

Tintura madre de Crataegus monogyna (FLOR).

Tintura madre de Arctium lappa (RAÍZ)

Hidrolato de Melisa officinale.

Aceite de Magnesio.

*Ingredientes procedentes de agricultura ecológica certificada o sin certificación pero de fuentes conocidas y respetuosas con nuestro medio ambiente.
*Todos los botánicos, han sido recolectados a mano en el Valle de Liébana, con respeto y agradecimiento, siguiendo el calendario lunar biodinámico.

POSOLOGIA:

Para hacer un tratamiento de refuerzo, se recomienda tomar 30 gotas  de este preparado 3 veces al día diluidas en un poquito de agua. Tomar en ayunas antes de las comidas dejándolo  actuar unos segundos debajo de la lengua para que su absorción sea mas rápida.Este tratamiento se recomienda hacerlo de 1 a 3 meses, siempre observando y sintiendo como responde nuestro organismo al preparado.